Nombre de la Ciudad

El nombre oficial de nuestra ciudad es Olite/Erriberri.
La denominación, se puede consultar en la página del Gobierno de Navarra (ver aqui)

La ciudad de Olite es cabeza y capital de la merindad de su nombre, instituida por Carlos III “el Noble” en 1407, y administrativamente pertenece al Partido Judicial de Tafalla.

El origen del poblamiento de la zona hay que remontarlo al Paleolítico Superior y con mayor presencia humana a partir del Neolítico. Varios asentamientos y abundantes hallazgos de material en sílex y cerámico atestiguan la ocupación desde tiempos prehistóricos.

Ya en tiempos históricos, los restos arqueológicos de época romana son más abundantes e importantes. A pesar de los claros vestigios romanos en el recinto amurallado y villas rurales no hay ninguna cita de esa época referida a Olite. La primera noticia escrita data del siglo VII, año 621, en que San Isidoro de Sevilla, en su libro “Historia de los Reyes Godos”, nombra a OLOGICUS como ciudad goda -”Ologicus civitatem Gothorum”- fundada por el rey visigodo Suintila.

Es probable que el nombre de Ologicus, Oligitum, esté relacionado o haga referencia a “olivos”, argumento que se ve reforzado por la presencia de un olivo en los diferentes escudos de la ciudad y el cultivo de olivos desde la antigüedad.

En la abundante documentación medieval se utilizan diversas variantes en la denominación del lugar: las formas romances OLHIT, HOLIT, OLLIT, OLIT o sus formas latinas OLETI, OLETO y OLETUM.

La forma actual de “OLITE”, aparece documentada esporádicamente en el siglo XV y totalmente configurada en el siglo XVI.

Erriberri,  nombre vasco de Olite, tiene una tradición local que hunde raíces centenarias. Así ha sido aceptado por la mayoría de los habitantes de la localidad y por reputados antropólogos como Julio Caro Baroja, que escribió que por Olite pasaba la línea divisoria entre el saltus y el ager vascón: “La razón para establecer esta línea la hallo en el hecho de que la cabeza de una merindad navarra, la más moderna de todas, o sea la de Olite, tiene un nombre muy significativo en vasco, recogido por varios historiadores, aunque no del todo bien interpretado. En efecto, Olite se llamó también “Erriberri” es decir “Tierra nueva” y sabido es el valor que tiene este concepto de “nuevo” frente al de “viejo” en la Reconquista: en términos muy grandes en Castilla, en Cataluña en términos más reducidos. Lo nuevo aquí es mucho más reducido”.

Otro erudito nacido en Arrasate/Mondragón, Esteban de Garibay (1533-99), cronista del rey Felipe II y autor de la primera “Historia de España”, también recoge el topónimo euskaro de la ciudad e incluso aportan nuevas acepciones: “…a fabricar en las tierras de sus fronteras vna ciudad llamada Olit,… Esta villa de Olite en la lengua Cantabra, que era la mesma que estos Vascones hablauan, es aun oy dia llamada Erriuerri, que significa tierra nueua, como lo era esta por ellos edificada, aunque otros corrompiendo el nombre dizen Arriberri, que significa piedra nueua”.

Arnaud Oihenart (1592-1667), fue un jurista, político, historiador, poeta y crítico literario en latín, francés y euskera y ejerció de abogado de los Estados de Navarra con sede en Saint Palais. Escribió Notitia utriusque Vasconiæ (historia de las dos vasconias) tratado historiográfico, en el que nombra Olite Erriberri:

Nombre Vasconi

Nombre rey sancho

El expresidente navarro Miguel Sanz al prologar el libro que sobre el club de fútbol del pueblo que se escribió  con motivo de su 75 aniversario, recordaba como en 1928 el antiguo equipo del “Acero” vario su nombre por el apelativo euskaldun para darle un motivo más navarro. Y fue precisamente una persona emblema en el fútbol local, el carismático presidente Jesús Goñi, el que cedió al club rojo el nombre que usaba una cuadrilla de aficionados.
Un Goñi que en 1945 llevó a sus jugadores al primer puesto del campeonato regional de fútbol, motivo por el que editó una publicación en formato de periódico, el “¡Aupa Erri-Berri!”, en la que explicaba, en pleno franquismo, el nombre de su equipo: “Erri-Berri es una palabra netamente vasca y quiere decir en castellano Pueblo Nuevo. Proviene de la contracción Erria (pueblo) y Berria (nuevo). El nombre de nuestro equipo, por lo tanto, es una adaptación de pueblo ya que Olite, cuando antiguamente en Navarra se hablaba vasco, se llamaba de aquella manera”.

El abogado José Montoro Sagasti escribió en 1929 en un contexto de enfrentamiento civil por la recuperación de las tierras comunales. El Ayuntamiento de hace alrededor de 80 años encargó a Montoro la defensa de los intereses municipales, tarea que el tudelano hizo con un alegato final en favor de la convivencia: “hagan de Olite merecedor a ser denominado con su primitivo nombre vasco de Pueblo Nuevo, Erri-Berri, pueblo sin odios, pueblo sin luchas, pueblo de paz. Haced a Olite merecedor de su antiguo nombre”, terminaba el discurso de Montoro.

Gentilicio: Los habitantes de la ciudad son llamados olitenses y olitejos/olitejas.