LARRAGA

mayo 27, 2014

Emplazada en un alto sobre la margen derecha del río Arga se erige Larraga dominando los meandros que este río a su paso forma.

Imperando sobre la villa, la iglesia de San Miguel Arcangel, del siglo XII, aunque las posteriores reformas del siglo XVI la convierten en ejemplo del renacimiento navarro. En su interior custodia un órgano rococó de 1775 que tiene la curiosidad de que fue construído por una familia de organeros ragueses con gran tradición, que construyeron gran parte de los órganos de esta época que hay en Navarra.

En otra época, quien vigilaba la villa fue un castillo-fortaleza, hoy completamente destruido tras batallas, asedios y saqueos, en su lugar un agradable paseo que rodeaba el cerro donde estaba.

El entramado urbano esta formado por calles estrellas, empinadas e irregulares de origen medieval que conservan casas blasonadas. Su plaza barroca de los Fueros es el centro de la vida municipal: lugar de reunión y de celebraciones taurinas.

FacebookTwitterGoogle+Compartir en las redes

<< volver