BEIRE

mayo 27, 2014

A Beire se llega atravesando un puente gótico mandado construir por Carlos III el Noble sobre el río Cidacos. Descansa “sobre una pequeña altura con un hermoso y dilatado llano”. En esta localidad el tiempo parece haberse detenido contemplando el sereno fluir del río a su paso por las vastas llanuras de cereal y vid.

La vida de esta localidad gira en torno a la iglesia de San Millán del siglo XIV con importantes reformas en el siglo XIX que conserva una portada gótica de gran encanto que recoge varias escenas de la vida de San Millán. En su interior, alberga una pila bautismal medieval en piedra, una sillería de comienzos del XVII y colección de orfebrería constituida por piezas de los siglos XVII al XIX.

La que fuera casa palacio de los Condes de Ezpeleta es un complejo monumental que en la actualidad es un albergue.

FacebookTwitterGoogle+Compartir en las redes

<< volver