AÑORBE

mayo 27, 2014

Añorbe se levanta en una ladera suave, en un cerro, dominando las Nekeas, valle de gran riqueza paisajística. Como curiosidad, en este municipio se sitúa el centro geométrico de Navarra.

Por encima del caserío da la bienvenida a quién se acerque a Añorbe la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Aunque de la iglesia original del siglo XVI quedan únicamente las capillas laterales, algún resto debajo de la bóveda y la torre prismática, el actual edificio es de 1853 y guarda en su interior varios tesoros como la sillería del coro de quince sitiales con facistol de 1597 obra de Pedro Moret, la pila bautismal medieval, el sagrario tardogótico en piedra o un órgano neoclásico construido en 1830.

Ya en el monte encontramos otras muestras de arquitectura religiosa como la ermita de San Martín, de San Juan Bautista y de San Esteban.

En la calle Mayor, frente a la Iglesia, se emplazará “la Casa del Cantero” con gran fachada de sillar de dos pisos que sigue modelos propios del siglo XVII y recuerda los orígenes nobiliarios de la villa.

Cuenta, además, con algunos elementos de interés en cuanto a patrimonio menor. Como una nevera datada en 1668 y numerosas fuentes que brotan en diferentes rincones fruto de los numerosos manantiales que irrigan la localidad.

Diseminados en los campos que lo rodean, se encuentran abundantes restos arqueológicos de gran relieve dentro del panorama arqueológico navarro. Destacan el Poblado de Gazteluzahar, Piedra Hincada, o el Dolmen de la Mina.

FacebookTwitterGoogle+Compartir en las redes

<< volver